¡Ingredientes para una cúpula perfecta!

Image module

Prepara un espacio mínimo de 5 x 5 metros. Es ideal trabajar sobre moqueta o césped pero es válido cualquier suelo liso.

La principal regla a tener en cuenta es la correcta orientación. Sigue siempre el modelo siguiente:

 

Para empezar, te recomendamos construir siguiendo los patrones 1, 2 o 3 (en los que se colocan las piezas en ángulo recto). Una vez consolidada la construcción de estas cúpulas, comienza con los otros modelos. En la guía didáctica los tienes todos detallados!

¡Muy fácil! Distribuid a los participantes en círculo y colocad las piezas de manera simultánea. Recuerda que es un trabajo en equipo: si actuamos coordinados, la cúpula crecerá uniformemente. Si no, obtendremos una figura deformada y frágil.

Puedes detener la construcción cuando convenga aunque no hayas utilizado todas las piezas. Dependiendo del patrón que elegimos podremos utilizar más o menos piezas, en función de la flexibilidad de la estructura. ¡Experimenta!

La flexibilidad de la estructura se va agotando poco a poco. Especialmente en las cúpulas formadas por grandes hexágonos se llega rápidamente al punto que, al poner una pieza más, saltan las piezas vecinas.

La estructura se va curvando porqué el fondo de las 4 muescas de las piezas no está alineado. Esto provoca una deformación de la estructura plana. Si las muescas superiores fueran más profundas la estructura no se levantaría.

Podemos entrar dentro de la cúpula levantando con cuidado cuatro de los palos que tocan el suelo para crear una abertura. También la podemos levantar totalmente: coge todos los palos en contacto con el suelo y, evidentemente, ¡actúa de forma coordinada!

Puedes hacerlo desde el interior o desde fuera: Al sacar una pieza cae toda la estructura de alrededor. Vigila de no pisar las piezas que se podrían romper.

Image module
Image module
Image module